MSI GT75VR 7RF Titan Pro, análisis: una auténtica bestia del «gaming» con todo lo que hay que tener para jugar a 4K

Durante los últimos meses hemos tenido la oportunidad de analizar varios ordenadores portátiles diseñados específicamente para satisfacer las necesidades de los jugones. De todos ellos los dos más ambiciosos, y también los más caros, son el Omen X de HP y el ROG Zephyrus de ASUS. Ambos cuentan con microprocesadores Intel Core i7 de gama alta, paneles LCD de mucha calidad, y, sobre todo, con uno de los procesadores gráficos más rápidos disponibles actualmente: la GPU GeForce GTX 1080 de NVIDIA. Precisamente, el equipo al que dedicamos este análisis comparte con estos dos portátiles para gaming estas mismas características.

Como vamos a ver a lo largo del artículo, la configuración del GT75VR 7RF Titan Pro de MSI es de las que intimidan. Y lo es porque es evidente que ha sido diseñado para ofrecer a quien pueda permitírselo jugar a resolución 4K UHD (3.840 x 2.160 puntos) a buena parte de los títulos que podemos encontrar actualmente en el mercado. Todos los jugones sabemos que el hardware necesario para afrontar este reto con garantías debe necesariamente ser muy potente. Por supuesto, una GPU GeForce GTX 1080 es un muy buen punto de partida, pero no es suficiente para garantizarnos una experiencia óptima. Entremos en materia y veamos si este monumental, por dimensiones y peso, ordenador portátil cumple nuestras expectativas.

MSI GT75VR 7RF Titan Pro: especificaciones técnicas

Los dos componentes de este ordenador portátil sobre los que recae buena parte del estrés impuesto por los juegos más exigentes son la CPU y la GPU. Y es evidente que los ingenieros de MSI han apostado sobre seguro al recurrir a uno de los microprocesadores de Intel y a uno de los procesadores gráficos de NVIDIA más apreciados por los jugadores. El primero es un chip Core i7-7820HK fabricado con litografía de 14 nm y dotado de cuatro núcleos físicos.

La tecnología Hyper-Threading, con la que cuentan todos los modelos de la familia Core i7, lo habilita para procesar simultáneamente hasta ocho hilos de ejecución, por lo que, sobre el papel, su alta frecuencia de reloj base y su capacidad multithread deberían permitirle arrojar un rendimiento importante tanto al ejecutar aplicaciones con un alto grado de paralelismo como con aquellas que carecen de él.

Posee un teclado para jugar sin restricciones y excelentes propiedades

No me andaré con rodeos: la calidad del teclado que MSI ha integrado en este portátil es sobresaliente. Sin duda alguna, es uno de los mejores teclados que he probado en una máquina para gaming. Por supuesto, es mecánico, y, además, las teclas tienen el recorrido que a mí personalmente más me gusta (3 mm). Su tacto me parece una delicia, e incluso el sonido que emiten las teclas al pulsarlas es muy agradable. Por más vueltas que le dé, a este teclado no puedo ponerle ni una sola pega.

Un apunte más que a algunos usuarios posiblemente les gustará: las teclas cuentan con retroiluminación RGB individual, por lo que es posible programar su comportamiento de forma totalmente independiente del de las teclas colindantes.

MSI GT75VR 7RF Titan Pro

Pantalla LCD IPS LED 4K UHD de 17,3 pulgadas, 60 Hz y 100% de cobertura del espacio de color Adobe RGB
Resolución 3.840 x 2.160 puntos
Procesador Intel Core i7-7820HK (14 nm, frecuencia base de 2,90 GHz, frecuencia máxima de 3,90 GHz, 4 núcleos, 8 hilos de ejecución y 8 MB caché de nivel 3)
Gráficos NVIDIA GeForce GTX 1080 (8 GB GDDR5X)
RAM 32 GB DDR4-2400
SSD Samsung 512 GB NVMe M.2 RAID 0
HDD HGST 1 TB SATA600 7.200 rpm 32 MB caché
Sonido DAC ESS Sabre 32 bits/384 kHz, sonido 3D Nahimic 2+ y altavoces Dynaudio
Versión S.O. Windows 10 Home
Conectividad WiFi 802.11ac Dual Band / Bluetooth 4.2
1 x USB 3.1 Gen 2 Tipo C, 5 x USB 3.1 Gen 1 Tipo A, 1 x RJ-45, 1 x HDMI (4K@60 Hz), 1 x mini-DisplayPort, 1 x ranura tarjetas SD, 1 x jack micrófono, 1 x jack auriculares, 1 x jack entrada de línea, 1 x jack salida de línea y 1 x cierre Kensington
Dimensiones 428 x 314 x 31~58 mm
Peso 4,56 Kg
Batería Ion-litio de 8 celdas y 75 Wh
Precio 3.499 euros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *